Está a punto de pasar de nuevo. Perú está a punto de jugar contra Argentina; un partido difícil que tiene a los fanáticos apostado por cuánto goles vamos a perder y cuántos de esos goles los habrá metido Messi. Sí, habrán gritos. Sí, habrán llantos. Y sí, posiblemente hayan personas lisureando, golpeando paredes y muebles...