Después de un despegue en las encuestas, la gente parece estar cambiando de opinión para apoyar al candidato del ‘mal menor’ cuyo mayor mérito es no ser fujimorista o un violador asesino. ¡Arriba Perú! Debe haber un glitch en la Matrix porque se siente como si esto hubiese pasado exactamente igual hace un par de años cuando PPK sacó su propaganda de gente en un chifa diciéndonos que el Perú iba a explotar si no le regalábamos nuestro voto a un gringo de derecha. Perú debe ser el país más fumón del planeta para poder olvidar una jugada así de pendeja que sucedió hace solo dos años (¿o tres? Ya no me acuerdo). Por cierto la Vero casi pasa a segunda vuelta y no importa lo que digan, si la gente no hubiese arrugado al último minuto al menos ella no hubiese liberado a Fujimori.


Por cierto, ¿Fuji vota en La Molina o qué wa?

Hasta hace unos días el candidato a la alcaldía Jorge Muñoz Wells era sólo notable por su ridícula campaña de #Limaflores en la que se aferraba a la noción de haber sido alcalde del distrito más blankito del Perú como si eso fuese muestra de su capacidad para gobernar. Solo para hacer hincapié en este asunto: independientemente de la gestión de Muñoz, Miraflores siempre ha sido un distrito blankito y limpiecito debido a los privilegios históricos que traen consigo las familias que viven allí básicamente desde su fundación en 1857 (uno de los distritos más antiguos de todo Lima). Haber sido alcalde de Miraflores tiene que ser una de las cosas más cojudas de las que puedes jactarte. Es como poner en tu CV que en nido la rompías coloreando dentro de las líneas, pues. ¿No tendría más sentido jurarse la cagada por haber sido alcalde de un distrito que sí sea difícil de manejar? Un distrito que se parezca a la realidad social de la mayoría de limeños, por ejemplo. Ahora, en la etapa final de su campaña, Muñoz hace de todo para desapitucarse. Es más, en cualquier momento te apuesto que saca algún spot de él comiendo un chicharrón o algo. ¡Te apuesto!

 

Aytá, Muñoz. Te la dejo fácil.

Bueno, entonces siendo un candidato tan monse y sin haber tenido ningún protagonismo claro durante el debate ¿por qué ha despegado tan repentinamente en las encuestas? Tres teorías.

  1. Porque es un tío blanco y sólo la raza aria nos salvará de la informalidad
  2. Porque estamos en un loop narrativo onda Cien Años de Soledad o El Día de la Marmota y la única posibilidad de Lima y el Perú es repetir una y otra vez la misma historia.
  3. Porque las encuestadoras y medios de comunicación son unos malditos mentirosos corruptos que manipulan sus números para influenciar la opinión pública.

Sobre este tercer punto, hay varias fuentes que hablan sobre cómo CPI y DATUM (encuestadoras) recibieron plata de Fujimori y Montesinos para alterar los porcentajes de las encuestas que sacaban. E incluso sin necesidad involucrarse la mafia fujimontesinista, también existe evidencia de cómo se dejaron comprar por otras entidades malévolas (como Lourdes Flores Nano).

 

Acá está el link del reportaje

Ahora que me pongo a pensar, es medio loco que le hayan hecho más roche a Lourdes por mandar que se metan la alcaldía al poto que por tener un audio en el que confabulaba sobre la falsificación de encuestas. A lo que voy es que está super comprobado que al menos deberíamos acercarnos con mucho escepticismo a ese tipo de información, especialmente cuando podemos ver los efectos escandalosos que tienen en la decisión de voto de las personas. Bueno, y también no es nada caleta que personajes como Alfredo Torres (presidente de la encuestadora IPSOS) esté likeando este tipo de twits:

 

Sutil, broderer

Estoy seguro que la mayoría de nosotros lo hemos presenciado también, sea en redes sociales o almuerzos familiares, qué tan rápido la gente se sube al bote de absolutamente cualquier huevón cuando sienten que su candidato se está hundiendo. Pero tengamos claro que una cosa es sentirnos secuestrados por la coyuntura política y otra es ponernos la camiseta del ‘El Colorao’ como si fuese algo que realmente deseamos para nosotros mismos. La democracia es sobre tener candidatos a los que apoyes, no sobre estar constantemente resignado a no creer en nada y arrimarnos a la primera shit que podamos odiar con un toque menos de intensidad.

Aparte, ¿no les genera sospecha que Aldo Mariátegui, Jaime de Althaus y Madeleine Osterling estén todos apoyando a Muñoz? Supongo que no es 100% sorprendente, considerando que se trata del candadito de Acción Popular que tiene como héroe a Fernando Belaunde Terry quien, junto a Alan y Fuji, comparte la responsabilidad de los asesinatos masivos cometidos contra indígenas por parte de las fuerzas del Estado durante la guerra interna (aka: ‘terrorismo’). Lo que quiero decir para cerrar este artículo es que si a pesar de todas estas huevadas aún estás apoyando a Muñoz como si fuese algo chévere entonces es hora que devuelvas tu carnet de rojito caviar porque definitivamente te has vuelto algo mucho mucho peor, como un facho racista por ejemplo.

Hay que reflexionar qué tan demente es el hecho que a pocas semanas de las elecciones tanta gente de Lima haya pasado de estar indecisa o querer votar en blanco a apoyar al primer candidato random que empiece a subir en las encuestas. Podría haber sido Bengolea, Guerra García, Velarde o cualquier otro. Es loco pensar que porque los medios, encuestadoras y poderes de facto detrás hayan decidido darle apoyo a un candidato y volverlo en alguien que pueda competir en la contienda. ¿Qué onda con que estas personas y organizaciones tengan tanto poder de influencia en guiar a la opinión pública de nuestra ciudad y país y que de pronto tantos estén dispuestos a votar por un candidato en el que no creen? 

P.S.: Pero si pensamos que en Lima estamos cagados, resulta que en Trujillo está ganando un aprista todo palta ‘de buena familia’. No sé mucho de otras provincias pero supongo que el Perú entero está en la misma shit. Lo siento amigos 🙁

 

EDIT: Resulta que Jorge Muñoz ya comió su chicharrón en un video populista junto al gringo Karl