Quisiera estar más indignado sobre qué tan mala resultó ser la primera película de Aldo Miyashiro pero es difícil forzarme a mi mismo una reacción más allá de la indiferencia considerando que las esperanzas con respecto a ‘Atacada’ siempre fueron nulas. El trailer es pésimo y desde un inicio mostraba lo que sería, sin lugar a dudas, una película con una narrativa floja que se apoyaría en recursos absurdos como por ejemplo el uso insensato de cameos, pero retomaremos ese punto luego.

 

atacadaDrama-fest

Primero la trama: ‘Atacada’ es sobre cómo Jason Day (un tipo adinerado con apellido de empresa minera) viola a Erika Villalobos (la secre) y luego cuando ella lo denuncia nadie le cree y el equipo de abogados de Jason Day termina por destruir su vida. La historia funciona como reflejo de la corrupción inminente en la justicia peruana pero aparte de eso no hace nada más por profundizar en el tema o generar algún tipo de reflexión moral ni nada. Apenas comienza el juicio se vuelve absolutamente predecible que el personaje de Erika Villalobos será traicionada por todos sus conocidos y perderá ante el influyente empresario que le habrá pagado a todos los testigos, etc. Fucking melodrama. Porno de miseria.

 

Luego de que todo sale mal viene la única buena parte de la película. Spoiler: de la nada, faltando como 20 minutos para que termine, ‘Atacada’ se vuelve en una peli de Quentin Tarantino y la pantalla es robada por unos personajes que casi ni habían sido mencionados anteriormente en la película: ‘Los primos’. Jurando venganza por los crímenes cometidos a Erika Villalobos ‘Los Primos’ (liderados por el mismísimo Aldo Miyashiro) toman armas y salen a las calles disparándole a todo el mundo que se cruce en su camino de vendetta hacia el personaje de Jason Day. En su misión le disparan a gente inocente, le vuelan las rodillas a una mujer, secuestran y castran a Jason Day, etc.

 

Esta parte violenta fue la más divertida de la película que de lo contrario sería un absoluto bodrio pero a la vez deja inquietudes preocupantes. ¿Qué tipo de moraleja quiere dar Aldo Miyashiro a través de su película? ¿Está bien reaccionar violentamente ante los actos de injusticia? ¿Matar a 5 personas, lisiar de por vida a una mujer y castrar a Jason Day es la respuesta a los problemas del sistema judicial peruano? En la película estos actos de violencia no se ven con ironía ni se retratan como un acto de desesperación sino con humor y cachocidad como si la venganza que acababan de cometer estuviese racionalmente justificada y trajese algún tipo de equilibrio moral al asunto. Una chica es violada y el problema lo resuelven 5 hombres con pistolas sin preguntarle nada a ella. Decepcionante e inmaduro.

 

publiCasi tan inmaduro como autopromocionar tu peli en todos tus programas de tele

Aparte, ¿Erika Villalobos es violada y luego viene Aldo Miyashiro y sus amigos a salvar el día con sus pistolas? ¿Qué tipo de fantasía adolescente está proyectando Miyashiro en su película, por Dios? Estas escenas, por más entretenidas que sean comparadas al resto de la aburridísima película, no tienen nada de sentido en el hilo narrativo de la historia. Los personajes responsables de la matanza ni siquiera habían sido mencionados antes y su relación con el personaje principal de Erika Villalobos ni siquiera queda establecido. Todo pasa de la nada. ¿Miyashiro improvisa sus guiones mientras filma?

 

Hablando de eso, ¿también improvisa las apariciones invitadas? En ‘Atacada’ hay una cantidad absolutamente innecesaria de cameos de periodistas. Estos incluyen a Phillip Butters, Patricia del Río, Álvarez Rodrich, Milagros Leiva, Marco Sifuentes e infinitos más cuya función narrativamente en la película es absolutamente nula (¿pero quizá detrás de cámaras hayan servido para promocionarla?). El peor cameo de todos definitivamente tiene que ser el de Beto Ortiz que sale haciendo del médico que revisa a Erika Villalobos para confirmar físicamente que ha sido violada. Esta es una de las escenas más intensas y dramáticas de la película, pero la audiencia respondió con risas en voz alta el segundo que apareció la cara de Beto.

beto“¿Alguien pidió pollos a la brasa?”

Y es que en serio, ¿quién posiblemente podría tomar en serio una historia sobre la ineficacia del sistema judicial peruano cuando justo a uno de sus actores invitados se le acusó de violación a menores de edad y escapó del país para que prescriban los cargos? Ironía es poco.