El_espacio_entre_las_cosas-227484518-large

 

 

Me pasé la semana preguntándome si toda la gente indignada que se quejó en las redes sociales sobre cómo Cineplanet saboteó el estreno de El Espacio Entre Las Cosas siquiera habrá ido a verla al cine (ahora que le dieron una semana extra en cartelera). Como me gustó el trailer fui a verla. La sala estaba casi llena y para el final de la función la mitad de la audiencia estaba dormida. Sin embargo, ¡no me pareció mala-mala!

La peli tiene tomas chéveres, una musicalización super buena y uno que otro diálogo simpatiquein. Dentro de todo, encontré que The Space Between Things fue esporádicamente disfrutable a un nivel estético y, debido a mis gustos personales y mi nivel de intoxicación durante la proyección de la película, esto me fue suficiente. Pero teniendo en cuenta que El Espacio Entre Las Cosas dura 90 minutos y carece totalmente de cohesión entre escena y escena (e incluso entre diálogo e imagen), la experiencia de ir a verla se vuelve objetivamente insufrible. Creo que como bien sugiere el poster, E.E.E.L.C. no es una película de verdad, y quizá hubiese funcionado mejor como una serie de cortos o videos musicales en Vimeo o algo. Había que estar concentradísimo para no distraerse de lo que pasaba en la pantalla. La narración con voz en off pertenecía claramente a un lenguaje literario más que cinematográfico. La pretenciosidad de esto junto con la sinrazón de una narrativa casi totalmente innecesaria hace que uno pierda el interés en seguirle el ritmo película.

Ya sé que el contra-argumento obligatorio sería que soy un weón inculto que no disfruta de la magia del cine experimental, pero prueba de que esta película no engancha con su audiencia es el hecho de que literalmente se haya quedado dormido un alto porcentaje de la sala cuando fui a verla. Una señora durmió incluso hasta después de terminados los créditos. Sé que no quieren hacer cine comercial, ni nada, pero después del alboroto con las salas de cine supongo que debe haber habido alguna intención siquiera de que la película sea disfrutable para el público general y no sólo a la audiencia que está drogada mientras la ve. Esta intención falló.

Yo me mantuve despierto, pero hubo grandes momentos en los que tanto me dejó de importar la película que preferí distraerme haciendo otras cosas como por ejemplo chequear mi reloj para ver cuánto faltaba, mirar hacia atrás para ver a la gente durmiendo en sus asientos (¡o versi alguien se iba de la sala!) y dibujar a los amigos con los que fui durmiendo al lado mío.

img002

Rating final: Cómprala en DVD. Vela stone en tu casa.

httpv://www.youtube.com/watch?v=VhAw6Gc2rWg