Hoy se estrena Sigo Siendo, un documental acerca de la música peruana producido por La Mula y dirigida por este pata cuyo nombre me da flojera googlear.

corcueraEl director más melancólico del planeta

El film hace un intento por documentar la música en diferentes áreas del Perú y asociarla con algún aspecto de la cultura local. En cada región se torna el enfoque sobre un género musical particular, que pienso que podría haber pasado por un mejor filtro de selección. La sierra tiene un sinfin de intérpretes de huayno y diversas danzas, la costa tiene la música criolla, el negroide afroperuana y el zapateo… y luego está la selva que es representada por una viejita cantando sola mientras rema un bote.

sddefaultLos charapas son los nuevos cholos

La película en si es disfrutable, conteniendo una exploración bastante amplia con respecto al tema de música y realidad social peruana, repleta de entrevistas, escenas musicales y un montón de tomas super malditas de paisajes en Lima. Una fotografía bien pajita que tan sólo es limitada por algunas faltas técnicas (no sé si hizo falta presupuesto para cámaras más fichas o simplemente las locaciones de la sierra son super feas, nomás). Por lo demás, se hace uso de esas tomas super largas que están tan de moda últimamente entre los cineastas que se consideran artísticos e innovadores y que para nada aburren jamás a sus audiencias.

sigo-siendo4

Aparte de eso, creo que uno de los aspectos más remarcables es que la mayor parte de la película no sólo no está situada en Lima sino que tampoco está en español, sino en quechua, aymara y demás lenguajes que en realidad no puedo identificar pero fue bien pajita oír durante una hora. Ver una película peruana necesitando subtítulos es bastante feelings, además de poder reconocer a uno que otro músico o locación.

Durante las escenas musicales sí que hizo falta un poco de información, ya que constantemente la ‘narrativa’ es interrumpida por escenas musicales con intérpretes que no podemos volver a casa a googlear porque nunca nos dicen sus nombres.

414767145_640“¿Esa es Susana Baca?”, preguntaba en la sala del cine. “¿Es lesbiana, no?”

El guión y edición también tienen sus trabas, pues ver entrevistas y canciones sin ningún hilo fijo hace que, a pesar de la variedad de artistas que se muestran, la película se vuelva repetitiva e interminable. No me acuerdo cuánto duró la peli, pero en mi mente duró para siempre y hacia el final sólo quería que termine. Esto podría haber sido mejorado trayendo algún sentido de cohesión más presente entre cada segmento. Una relación entre los músicos más clara. Se salta mucho de temas, comenzando por la sierra donde se toman temas de agua, austeridad, migraciones, cultura y tradición, luego la costa donde se habla de las fiestas en las quintas, la influencia de las migraciones y sobre qué tan chévere era Chewbacca Granda. Luego, de la nada estamos en la selva con esta señora que parece una criatura mítica remando en un río repleto de niebla. La música en si no es suficiente para darle sentido a que todas estas historias distintas estén juntas en una misma película.

imagen3Hay un par de escenas en Juanitos de Barranco cuando todavía estaba abierto. ¿Cuándo filmaron esto?

Por lo demás, estoy seguro que este documental podría acoplarse dentro del marco de películas peruanas exitosas este año. Sería bueno, además, puesto a que comparado a Asu Mare y Cementario General, esta en serio sí es una película (y no un comercial de una hora y media, ni un proyecto final de un cachimbo en la facultad de comunicaciones, respectivamente). Parte del éxito de esta película probablemente no venga de sus aspectos técnicos, calidad artística ni interesantes interpretaciones musicales (todas presentes) sino porque es el tipo de peli que son como una sesión de felattio de media hora apelando al orgullo nacional. ¡Qué paja es la sierra! ¡Qué paja es el criollismo! ¡A Yma Súmac la discriminaron en su época pero eso ni cagando podría pasar hoy en día!

0f0c6f0acba341f3a387aeb35c0234ae“De hecho voy a contratar a unos negros para que toquen en mi próximo almuerzo de promoción”

No sé si amerite sentirse orgulloso de culturas que son completamente ajenas a la mía sólo porque suceden dentro del mismo espacio geográfico considerado como la nación del Perú. Es como cuando en el colegio mi amiga china (de segunda generación) tenía que exponer sobre las culturas pre-incas y se refería a ellas como parte de nuestra herencia cultural. Nada que ver, pues. Ese orgullo MarcaPerúesco es medio huachafo y sólo apela por la simplificación del patriotismo que implica. Qué fácil es sentirme orgulloso de cosas que yo nunca he hecho ni con las que jamás tendré contacto. En todo caso, esas son cuestiones del público. Con respecto a Sigo Siendo y su exploración de la cultura ampliamente peruana: todo bien.

3752ae11-381f-47bb-bbde-6044f23f284aMagaly Solier cantando un huayno usando unos jeans locatzos

No se me ocurre más qué decir. Se estrena hoy, vayan a verla. Es la única película peruana de este año que no es una completa porquería. Ese debería ser el slogan.

sigo siendo

Danos Like en el Facebook  de Cero Contenido para estar al día con nuestros artículos antes de que los rebloguee, no sé, Utero de Marita o Beto Ortiz.