Dicen que el peor enemigo de un peruano es otro peruano, pero yo creo que el peor enemigo de todo ser humano en el siglo XXI son los publicistas. Si juntamos a ambos, tenemos a la máquina de odio digna de un círculo personal en el infierno que son los publicistas peruanos. Especialmente hoy, en el 2012, en medio de una campaña “pro-nacionalista” concebida por el ‘Montesinos’ de la cultura peruana: Gastón Acurio, eventualmente convirtiéndose en ‘Marca Perú’, hemos llegado a el estado donde si cualquier comercial en medios masivos menciona el orgullo por la cultura peruana, dentro de absolutamente cualquier contexto, el Perú experimentará una eyaculación colectiva a nivel nacional, digna de aplausos.

Una vez vi a una prostituta en Jr. Chota usando estos leggings

Si de por si es hipócrita que Inka-Kola (propiedad gringa) o Wong (propiedad chilena) nos siga vendiendo el orgullo nacional, ¿hasta qué punto vamos a llegar con el uso descontextualizado del patriotismo para promover ‘empresas nada que ver’? Hoy en día el gran boner patriota se ve formando un círculo alrededor de el personaje del ‘Cuy Mágico’. Parte de una campaña de el Banco de Crédito, el Cuy Mágico es un cuy gigante con mensajes entusiastas acerca del futuro del Perú que curiosamente lleva la voz idéntica a Alberto Fujimori (en serio, imagina al Cuy diciendo ‘Di-sol-ver’). Veamos el último comercial de mierda que han sacado:

Analisemos un poco el video:

Comenzamos el video con un cuy diciéndonos que los peruanos tenemos ganas. Aparentemente tenemos ganas de hacernos a una flaquita arty miraflorina. Después de que el primer plano que abre el comercial nos muestre una toma de Larcomar, vemos esta escena de una chica abriendo su local, suponemos que por la mañana, para trabajar y fumar hierba en el baño mientras no hayan clientes.

1) El local se llama “SONICAT”, supongo que tipo referencia al ‘Gato cósmico’ o ‘Gato espacial’ o como se hayan llamado esas marcas de ropa indie-arty que estaban de moda la década pasada.

2) Aún más prueba de que la chica es arty: ha llegado a su chamba en una bicicleta estacionaria con canasta en el timón.”Qué hipster”.

3) ¿Buen poto?

1) Luego pasamos a una imagen de un serrano señor de provincia nos ofrece sus “Inca chocolates”.

2) No, ‘Inca chocolates’ no es una falla gramatical, sino que el nombre de la marca está en inglés y está dirigida a consumidores angloparlantes como se nos muestra gracias a el detalle de la parte de arriba del kiosco donde dice que los productos que vende son ‘Peruvian’. Al igual que con el comercial de Marca Perú, se nos sugiere que la cultura peruana es super chévere porque “¡incluso a la gente blanca les gusta, alucina broder men!”

3) Gente blanca.

Una imagen de alguna calle pobre y congestionada por peatones y transporte público (para pobres) mientras el Cuy Mágico canta “Muchos decían que no se puede,”

Una imagen de la Javier Prado, cerca al límite entre San Borja y San Isidro, sin peatones ni transporte público (excepto el tren eléctrico)  y con tráfico privado (para gente con plata) fluído mientras el Cuy Mágico canta “Ya lo ven se equivocaron.” Importante remarcar el hecho de que, mientras la letra remarca un cambio al ‘mejorar’, estas dos últimas imágenes contrastantes son imágenes de lugares reales y que existen paralelamente en la actualidad.

La frase “Si estamos hoy mucho mejor, imagínense mañana” es representada visualmente por el área comercial de San Isidro; quizá uno de los espacios urbanos más distanciados de la realidad social peruana. El tipo de lugar que “se siente como estar en otro país.”

El Perú tiene ganas de migrar a Miami.

El Perú tiene ganas de ir a brichear al aeropuerto.

El Perú tiene ganas de exportar coca a Europa.

Y toda esta huevada tiene algo que ver con el BCP, de alguna manera, porque si algo trae el crecimiento en un país son los préstamos de crédito de un Banco.

Ni siquiera voy a hacer mayor crítica al comercial porque ‘qué chucha mi opinión’ pero aquí van mis comentarios favoritos de Youtube que encontré:

Tenemos a un marxista en nuestras filas.

El segundo peor enemigo de un peruano, al parecer, es un mexicano. 

Este último me llamó la atención porque, aparte de parecer un mensaje directo de parte de todas las personas que votaron por Humala, es una cita de la canción en el cual estaba basada la melodía de la canción del comercial del Cuy Mágico. La letra de los Shapis parece tener una connotación bastante distinta a la del Cuy, de resignación y olvido, como es frecuente en nuestra cultura (pre Gastón Acurio) caracterizada por la presencia constante de injusticias sociales, económicas y traiciones políticas por parte de nuestros gobernantes. Me pregunto ahora si es que alguien le habrá pagado a Los Shapis por usar su canción en este comercial. Me pregunto también si es que el mensaje del Cuy Mágico le hace bien a cualquier persona y sobre qué pasará cuando esta fachada de patriotismo light se desvanezca. Me pregunto si el mensaje aspiracional de BCP que nos incita a comprar propiedades y abrir negocios de exportación sea ‘el sueño peruano’ que comparte algún porcentaje de la población peruana.

En las noticias actuales tenemos un presidente que, poco antes de cumplir un año de mandato ya parece haber roto casi todas las promesas que hizo durante su campaña. La municipalidad de Lima es un caos total y en el resto del Perú la inestabilidad social sigue creciendo, con la amenaza de confrontamientos violentos avecinándose. El terrorismo rebrota de a pocos, siquiera en los medios, y aquí me encuentro yo confundiendo la voz de Fujimori con la del Cuy Mágico.  ¿El nacionalismo pop nos está distrayendo de la realidad social? ¿Quién está financiando toda esta campaña? ¿La opinión pública está siendo artificialmente manipulada por los medios? ¿Quién está controlando esto? ¿El Cuy Mágico es un Iluminati? ¿Gastón Acurio es un Iluminati? ¡¿Gastón Acurio es el Cuy Mágico?!

Imagen por Álvaro Portales