Estaba viendo el álbum de fotos de la última fiesta Matadero, que fue hace como un mes, supongo, y me llamó la atención la falta de fotos de parejas gay confraternizando. Más bien se centraron en fotos de broders haciendo poses gangster, chicas bi-curiosas, parejas heterosexuales punteándose en la pista de baile y tipos felices alucinando que esta noche van a terminar teniendo ese threeway con el que siempre soñaron:

No es un comercial de Axe… es Matadero.

Para aquellos que no estén familiarizados con el tema, la fiesta Matadero es un evento que se realiza cada par de meses (o algo), variando de local, y se caracteriza por ser es la fiesta más evidentemente gay que vas a ver en tu vida, si es que eres heterosexual, debido a su popularidad de ser ‘hetero-friendly’. Aparte del gay-crowd, Matadero trae consigo a seguidores juergueros ‘open-mind‘ a los que ‘no les jode tonear con gays’ o ‘tienen amigos gays y bacán’ o más probablemente ‘piensen que en una fiesta llena de chicas solas rodeados de chicos homosexuales, esta noche de hecho la hacen’.

El ratio de mujeres arrechas a broders heterosexuales aparentemente es 2:1

Durante la organización inicial de el primer Matadero, los organizadores se promocionaron principalmente a través de tiendas de ropa y blogs de moda lo que, no sorprendentemente, trajo consigo la ahora consolidada audiencia gay. Desde entonces, sorprendentemente la fiesta no ha tenido ningún roche con algún grupo cucufato que podría indignarse con tan sólo la idea de dos hombres adultos bailando pegadito al tono de Nicki Minaj (irónicamente, los únicos opositores del Matadero hasta ahora han sido veganos y comunistas, quejándose de que la fiesta se llame ‘matadero’ y que se ‘cobre entrada’) aunque, ahora que lo pienso, fácil Matadero ha sabido evitar este conflicto a través de la selección de imágenes representativamente heterosexuales en sus álbumes de foto de Facebook.

Corríjanme si es que creen que no existe una temática en estas fotos

Quizá sea por esta nueva estrategia de marketing que haya ocasionado un cambio y ahora Matadero ya no sea considerada lo mismo que antes, con una audiencia que cambia y gays que solían ser fieles a la fiesta diciendo que ya no quieren ir porque ‘hay demasiados heteros‘.

Eso es a lo que llamo ser heterofóbico, maderfacas.

Now here’s some girls kissing

Fuera de todo el tema de gays y huevadas, Matadero ha llenado un gran vacío en Lima alternativa (no pun intended) que de por si estaba inundada de fiestas en ‘jatos abandonadas’ y ‘Koka Kinto’ y fiestas con, tipo, ‘DJ Shuffle’ y ‘DJ Gordita Lesbiana’.

Habrá una fiesta Matadero hoy en Toro Bar y este es mi review:

Divertido: 3.5/5

Organización: 4.8/5

Precio: caro, comparado a emborracharme en un parque

Flekiras ri: 4/5

Música: entre 2 y 4 sobre 5, dependiendo de qué tan gay se vuelva el playlist porque ¿en serio cuánto Madonna puede soportar un ser humano?