Hace dos noche, Demi Lovato fue recibida con brazos abiertos por sus miles de fanáticas en Lima. ¿Por qué chucha debería de importarte? ¡Te voy a decir por qué debería importarte! Demi Lovato es la razón por la que cuando la generación de pre-adolescentes que la idolatran lleguen a la mayoría de edad seguirán siendo unas chibolas inestables.

¿Quién chucha es Demi Lovato?

Demi Lovato es la mejor amiga de infancia de Selena Gomez (flekira de J-Biebz) y junto con ella entraron a High School Musical (o algo) donde alcanzaron la fama. Eventualmente se convirtió en la flekira de alguno de los Jonas Brothers, alcanzando su máximo nivel de relevancia que aprovechó para lanzar su carrera solista con la cual está teniendo éxito hoy en día. Así, logró venir dos veces a Lima, durante su gira mundial, como telonera de los Jo-Bros. La segunda vez, sin embargo, no logró tocar en vivo debido a que la noche anterior al concierto se metió una bombaza en la discoteca Aura. Los productores dieron la excusa de que a Demi le dio ‘asma’ y posterior a este suceso Demi fue enviada a un centro de rehabilitación al destaparse sus tendencias alcohólicas, absuso de sustancias y tendencias suicidas.Demi Lovato actualmente tiene 19 años, menos de la edad legal para beber en los EE.UU.

Qué significa Demi para nuestra sociedad

No se sobre ustedes, pero hasta que tuve que ir a cubrir su concierto hace unos días, no tenía fucking idea de quién diablos era Demi Lovato. Debido a que no tengo hermanas ni veo ‘Disney Channel’, al oir su nombre juraba que era un personaje de Final Fantasy o algo así. Ella pertenece a un mundo cultural totalmente ajeno a mi, pero aún así siento que tiene suficiente relevancia para terminar influyendo en mi vida. En todas nuestras vidas.

La popularidad de Demi puede que se deba a su música y ser la ex de un Jo-bro, pero la característica por la que es reconocida es el hecho de que sea una bipolar alcohólica y suicida ‘rehabilitada’. Cada fan suya con la que hablé durante el concierto (no pedo) mencionaba la cualidad de Demi de haber ‘vencido obstáculos’ que aparentemente también incluye bulimia y ‘romper con su ex’. A Demi sólo le hace falta tener canciones acerca de ‘tener la regla como que super badzaso’ para que su repertorio incluya temas sobre absolutamente todos los temas que cualquier adolescente conflictiva se sienta identificada. ¿Qué tiene esto de malo? Que se están explotando tragedias humanas con fines lucrativos, pues.

Foto promocional de las cicatrices y los tatuajes más emblemáticos de Demi Lovato

Motivacional mis pelotas

Cualquier niña de 14 años podría argumentar que el mensaje de Demi Lovato es super positivo debido a que todo el rollo con ella no es sobre ser una suicida con problemas alimenticios, sino que ella hace todo lo posible por superarlo y ser más alegre como su amiga Selena Gomez. Esto tendría validez si es que 1) Sus fans pre-adolescentes no fuesen las personas más tontamente influenciables posibles y a alguien en el mundo le cabiese duda de que al menos una va a volverse bulímica/empezar a cortarse para poder ser más como Demi 2) independientemente de si los problemas psiquiátricos de Demi son reales o no, todo el marketing con respecto a ella gira alrededor de estos temas, lo que evidencia el hecho de que están explotando la miseria.

¿Es posible que alguien saque una lección positiva tras escuchar la música de Demi Lovato? Fácil. Quizá ningún otro artista esté haciendo llegar un mensaje tan efectivamente como Demi. ¿Es ética la manera en la que está siendo hecho esto? Ni cagando.

¿A alguien le cabe duda de que allá afuera hay un grupo de niñas queriendo tener cicatrices en las muñecas para ser más como Demi? Hubo una demostración obvia de la falta de control de los padres con respecto a sus hijos en el concierto (vi a niñas de 13 años bajándose latas de Redbull como si no hubiese un mañana) y falta  criterio de las fans mismas (les gustaba Adammo) que me dejan sintiéndome preocupado sobre el destino de estas chicas chicocas.

La pasión con la que las fanáticas vitoreaban a su ídolo pseudo-suicida era impactante. Gritando hasta quedarse sin voz, sentí que a mi nunca me había importado nada con tanta intensidad como a ellas les importaba estar allí en ese momento, viendo a Demi. Para cualquier persona que haya tenido la oportunidad de interactuar con ellas está claro que las niñas adolescentes son algunas de las personas más susceptibles e irracionales que podrían existir jamás. Estos son los años que formarán sus personalidades por el resto de su vida; sus primeros corazones rotos, la primera bombaza que se metan, perder su virginidad en un parque de San Borja y los últimos eventos que le causarán daddy issues que cargarán con ellas hasta la tumba.Nunca he pensado que sería el tipo de persona que censuraría algo, y mucho menos una manifestación ‘artística‘, pero siento que si tuviese una hija pre-adolescente, no querría que escuche a Demi Lovato, a pesar de sus ‘mensajes positivos‘ debido a la falta de sinceridad de estos. No son canciones que reflejen una visión real sobre la depresión y la frustración de ser una adolescente en el mundo contemporáneo, sino una visión procesada por productores musicales de Disney, o cualquiera que sea la compañía a cargo de producir la música, los shows y las publicaciones mediáticas de Demi. Gente como Elliott Smith y Cuco Bain nos hablaron de su depresión de la manera más sincera imaginable, y no sé cuánto podría confiar, hoy en día, en los mensajes producidos por empresas que desarrollan productos explícitamente creados con la intención de consumo masivo. Y ese fue mi rollo con Demi Lovato.

They tried to make me go to rehab, and I made a career out of it (8)