El domingo en ‘Sin Medias Tintas’ (el programa de Aldo Mariátegui con Mónica Delta) pasaron el que ha sido mi reportaje favorito en lo que va el año: no sólo vimos a Antauro Humala fumando hierba en su celda penitenciaria, sino que todo el tiempo tenía de fondo música de Bob Marley.

Eaaaasy skanin’ (8)

No entiendo la relevancia o conmoción que causa el hecho de que un preso esté consumiendo drogas dentro de una cárcel… más bien, al menos no estaba fumando pasta. Adicionalmente (y buena noticia para todos): el consumo de marihuana en realidad no es ilegal, alucinaaaaa. Resulta obvio que simplemente han aprovechado cualquier oportunidad para ‘cagar a los Humala’ dentro de esta campaña anti-Antauro que supongo que están usando los derechistas como venganza de que Fujimori siga en la cárcel, pero igual siento que probablemente se hayan debido haber quedado con el argumento de ‘Antauro tiene un iPhone’ porque eso da mucho más cólera. Creo que el hecho de que Antauro fume doobies ha hecho que me caiga bien por primera vez y no puedo esperar hasta que alguien salga a hacer stencils de Antauro fumándose un porro y que diga ‘Legalize it’. El hecho de que este broder responsable del asesinato de cuatro policías durante el Andahuaylazo sea stoner me hace dudar por primera vez de la violencia de su personalidad. Si bien Mónica Delta (o alguien) dijo que ‘si fuma hierba, con razón está loco’, estoy seguro que cualquier persona que alguna vez haya consumido o estado alrededor de alguien mientras consumía marihuana está perfectamente consciente de que un stoner es la persona más pacífica del mundo. Algunos incluso llegan al extremo de volverse vegetarianos para no herir animales. Ahora, sé que es un pésimo argumento y que esto no excusa para nada a Antauro de sus crímenes, pero estoy diciendo que ahora me cae mucho mejor porque lo puedo imaginar en todo tipo de situaciones divertidas.

¿Aló? ¿Sanguchón delivery?

Me da pena que la prensa catalogue a Antauro como ‘un fumoncito loquito’ mientras que a otras figuras públicas no les hagan pasar roches por cosas que consumen, como Alan García con el litio o Alberto Fujimori con el hentai de tentáculos (no olvidemos que después de todo es japonés).

Estaba pensando si es que este evento de alguna manera traería el tema de la legalización de la marihuana de vuelta a la mesa, pero supongo que la respuesta es: para nada. Espero que no sobre-exploten esta noticia y que el ciclo de cortinas de humo sobre gente que fuma marihuana llegue a un fin; pero aunque sea en ese aspecto Humala sí está en buena compañía..