Así que hoy me levanté y todo el mundo en Twitter/Facebook (#redessociales) estaban hechos unas nenitas, para variar. La gente se quejaba sobre alguien que había criticado a la comida peruana y ni cagando hubiese imaginado que esto en serio tenía la capacidad de ser un tema coyuntural a menos que hubiesen habido miles de comentarios al respecto, que El Comercio haya escrito un artículo al respecto, y que el ‘twitstar‘ Hans Ruhr haya hecho 99 chistes monses sobre el mismo tema a ver si alguno conseguía sus buenos 5 retweets.

Hans “El que la sigue la consigue” Ruhr

En caso que no sepas nada acerca de lo que estoy hablando: felicitaciones, probablemente no seas adicto a la Internet y/o sepas evitar temas irrelevantes en los medios. En serio es una noticia bien estúpida. Lo que pasó fue que Iván Thays tiene un blog hosteado por el diario español El País, y en su artículo más reciente hizo una crítica a la comida peruana. Textualmente, Thays dijo:

“(…) soy de esos pocos peruanos que detestan la burbuja de aire que llaman el boom de la gastronomía peruana y que no consideran que nuestra comida es la mejor de Latinoamérica y quizá -para no caer en falsas modestias- del Mundo.”

¡Oh no! ¡Iván Thays sugirió que la comida peruana fácil no es la mejor del mundo! Señora Villarán, haga algo.

“(…)creo, honestamente, que la comida peruana es indigesta y poco saludable. Casi sin excepción se trata de un petardo de carbohidratos al cubo, una mezcla inexplicable de ingredientes (…) que cualquier nutricionista calificado debería prohibir.”

Try to catch me trolling (8)

Ok, así que Iván Thays se salió totalmente de su camino para rajar de la comida peruana de la manera más gratuita posible en medio de una crítica literaria. Ah sí, el artículo en cuestión era una crítica que Thays hacía de un libro que ni siquiera leyó, y dentro de los 7 párrafos de la crítica 1 lo usa para decir que no le afana la comida peruana.

En caso de que hayas estado leyendo este artículo sin saber quién es Iván Thays, a pesar de que hayamos mencionado su nombre 5 veces, según la primera oración de su propio artículo de Wikipedia ‘Iván Thays dice ser un escritor peruano‘. Perteneciente al círculo más pretencioso de la argolla literaria local, quizá algunos recuerden haber visto a Thays en un programa de tele llamado ‘Vano Oficio’ que daban en el canal 7, o algo, en el que entrevistaba a gente acerca de cosas. ¿Probablemente literatura? Como mencionamos, él ahora tiene un blog de críticas literarias en la web de El País. Según la descripción del blog:

“Este blog se plantea hacer comentarios de actualidad sobre libros, autores y lecturas”

Qué pena que dentro de un blog literario, lo que más haya llamado la atención haya sido un párrafo suelto que sea una pataleta, por cierto super hipster, en el que se queja de que la comida peruana es demasiado mainstream para su gusto o algo así. Este párrafo probablemente sea también la cumbre de popularidad de su carrera literaria. Si no me crees, trata de nombrar siquiera un libro de Iván Thays sin usar Google. OS RETO.

“¿Aló? ¿Mamá? ¡Soy famoso en la Internet!”

Adicionalmente, me pasa de vueltas que nadie haya criticado el hecho de que el artículo entero de Iván Thays sea una crítica acerca de un libro que él mismo dice no haber leído. Mira:

“No he leído aun la novela de Gustavo Rodríguez, que acaba de aparecer, pero sin duda, de dejar una huella en la literatura peruana, no será por ser la primera en hablar del “boom” gastronómico peruano sino por méritos que, espero, puedan sostener una trama tan coyuntural e incluso frívola.”

Traducción: ‘No he leído el libro pero seguro es una huevada asquerosa.’

‘Igual que mi blusa camisa’

En el mismo artículo también dice que no sabe nada de cocina.. no sé. Su artículo es bastante desordenado y, en general, una caca, pero no les puedo decir exactamente por qué ya que no lo he leído.

Me parece bastante hasta el culo que el pueblo peruano esté preparado para linchar a un huevón sólo por decir que la comida peruana le parece wákala. Creo que en realidad no es el hecho de que lo haya dicho lo que ha molestado a tanta gente, sino que lo haya dicho en una página web española, ya que en Perú todos somos unos felipillos y Marca Perú ha dedicado demasiado esfuerzo en inculcarnos la cultura brichera como para andar diciendo barbaridades así fuera del país, pues. No estoy diciendo que deberíamos de dejar de odiar a Iván Thays, sino estoy diciendo que fácil todo el mundo lo está odiando por las razones equivocadas.

Iván Thays, allí, en una pose super natural. Chilling next to a tree.

P.S.: Iván Thays, si estás leyendo esto: ¿por qué es tan fácil encontrar fotos privadas tuyas en Google? En serio ¿qué carajo?

Más tierno, carajo 🙂