BRODER QUÉ.

La noticia del día es que un chibolo, hijo de Micky Gonzales y una huevona llamada Celine Aguirre, fue con sus brodercitos a un cine en Chorrillos y en medio de una función se pusieron a cholear a la gente como todo unos bacanes. Luego de que una señora reaccionara tirándole una gaseosa en la cara a uno de los niños de 13 años, estos presuntamente la cholearon más y la señora le tiró una cachetada al hijo de Micky Gonzales. Luego la pandilla de chibolos empezaron a contra-atacar pegándole a la señora y un broder equis intervino y empezó a samaquear a los niños encapuchados que según él ‘parecían unos pirañitas’. Luego de estos sucesos que han causado revuelto (¿así se dice?) en el mundo de las redes sociales, Celine Aguirre, madre del chibolo racista (y esposa de Micky Gonzales, supongo) ha salido en los medios hablando sobre qué tan injustificada fue la reacción de la gente en el cine contra los niños ya que el abuso verbal de tonalidad racista hacia extraños es, según ella, una cosa normal de niños. Las declaraciones absurdamente retardadas de Celine Dion han causado que por primera vez en la historia el hecho de que le hayan sacado la mierda a unos chibolos sea la noticia del día que más alegría haya causado.

Comedia pura.

Micky Gonzales no ha declarado nada porque, espero, debe estar falseando pruebas de paternidad para probar que ese chibolo en realidad no es su hijo si es que pretende querer mantener un status de legitimidad con todo su asunto de música étnica. Pensar en que ‘el hijo de Micky Gonzales es un racista asqueroso’ es dulcemente irónico y todo, pero realmente preferiría seguir pudiendo querer al español hippie que nos trajo a todos tantas alegrías en los 90s con grandes éxitos como fucking Akundún, pues.

La que ha dado todas las declaraciones ha sido la viejita, Celine Aguirre, que según mi mamá es “la hermana gemela de la ex-esposa de Christian Meier” (quien por cierto ya se subió al tren con un mensaje de twitter anti-racista). ¿Yaaaa? ¿Oook? En todo caso, la googleé y creo que la mejor manera de describirla es como una MILF de lo más riki:

Es como Pati del Río combinada con un Avatar

En todo caso, se convierte de MILF en MILK(ill) apenas abre la boca, como podrán ver en la siguiente entrevista que ojalá ElComercio.pe me deje embeddear:


TL;DW: la huevona dice que qué hasta el culo que unos serranos le peguen a su hijo super inocente; que nadie tiene derecho a educar a sus hijos menos a ella (y sus empleadas domésticas, supongo, ya que Celine se mete sus buenos viajecitos a Miami Beach, Florida, USA tal y como dice muy claramente al comienzo de la entrevista) y que va a enjuiciar a todos los involucrados y a sus culos. Para rematarlo, se caga de risa durante todos los testimonios de los serranos que le pegaron a su hijito bebé y, cuando el señor que samaqueó al chibolo dice que no se dio cuenta que era un niño ya que estaban encapuchados y parecían unos pirañitas, ella dice “¡JA! Ese tipo parece más pirañita.”

Esta es la cara de un pirañita, según la esposa del huevón que compuso la obra maestra ‘Usa un condón

 

Broder, Micky, con un chibolo así todos quisiéramos que hubieses usado un condón. Me llega al pincho que esta gente blanca vaya a meter unos abogadazasos para cagar horrible a esta otra gente menos blanca que sólo quería ir a ver Star Wars: La Amenaza Fantasma 3D en paz y tranquilidad. Gente engreída que sale a insultar y no tiene ninguna consideración de las consecuencias que pueden tener sus acciones. Consecuencias como que por ejemplo dos adultos te den tu taztaz por llamarlos serranos y mentarles la madre.

Dramatización de los eventos de hoy.

Hace poco una chica que semi-conozco me describió su infancia y adolescencia como ‘una libertad protegida’. Podía hacer lo que le diese la gana sin que nada realmente malo le sucediese. Creo que eso va desde hablar mierda sobre los pobres en casa de playa de Asia (en frente de las empleadas) hasta lanzar donde te de la gana porque un policía prefiere pedirle una coima a alguien de clase alta/media-alta antes que llevarlo a la comisaría a esperar a que su papi lo recoja. Estoy seguro que todos los blogs del mundo han ‘reflexionado sobre el tema’ todo el fucking día, pero de hecho sí da en qué pensar. No sobre el tema en si, porque estoy seguro que todos los conocemos a fondo, sino de realmente qué podemos hacer para lograr que el Perú cambie y deje de ser tan hasta el culo. ¿Mi sugerencia para el gran cambio? Que sea legal sacarle la mierda a chibolos racistas.

No importa qué tan adorables sean.