Así que el otro día vi que alguien posteó esta noticia en su Wall en el Face:

Yo juraba que ‘Cuculiza’ era su apodo, alucina

Básicamente lo que se ha hecho es crear una ley que condenaría automáticamente con un mínimo de 15 y máximo de 25 años de cárcel a cualquier HOMBRE que mate a una MUJER con la que mantenga cualquier tipo de relación, sea su esposa, flakira, o conviviente. ‘Ah ya‘, pensé ‘esto tiene un culo de sentido‘.

A ver tú trata de encontrar una mejor imagen que simbolice a la Razón

Y digo que todo el asunto de la ley contra el feminicidio es una puta estupidez quizá no tan eficaz como quisiésemos creer porque, para comenzar, es excluyente de la mitad de la población que no somos mujeres. ‘Pero el abuso y homicidio contra mujeres es mucho más común que el de mujeres a hombres‘, dirás. ¿Pero en serio qué tiene que ver eso? Crear una ley que penaliza el abuso de hombres a sus parejas femeninas es absolutamente excluyente no sólo de los pocos hombres que son abusados (y generalmente envenenados con Racumín por sus esposas) sino también excluye a absolutamente toda la comunidad homosexual en el Perú. Sin embargo a la gente feminista, a pesar de usualmente ser todo a favor de los derechos LGBT, está que se les moja la papa por esta nueva ley como si fuesen PPKausas viendo a Calle 13 quitarse el polo después de llegar 9 días tarde a su concierto.

Manteniéndome al tanto de la coyuntura limeña 😀

Definitivamente lo más tonto de la entrevista que le hacen a Cuculiza en el video de la página web de RPP es cuando dice que anteriormente el feminicidio (a veces conocido como crimen pasional) era considerado “un homicidio no calificado/simple y entonces el agresor recibía 3-5 años de cárcel y salía a los 2 años.” Entonces… fácil el problema no es que hagan faltas para condenar específicamente el feminicidio sino que están fucking dejando salir a homicidas después de dos años de condena. Luego, así, de la nada, Martha Chávez de pronto dice algo razonable acerca de cómo legalmente la ley contra el feminicidio  ‘[castigaría] el asesinato por parte del cónyugue, conviviente o tenga una relación análoga‘ señalando que esto deja amplio espacio de subjetividad en lo que puede ser considerado una relación lo suficientemente significante para ser considerada ‘análoga’. Ponte que eres un hombre y matas a la chica que te gusta, tendríamos que tener un juicio y averiguar How deep is your love para saber si darte condena de homicidio simple o feminicidio.

Testigos 1, 2 y 3

Pero fuera de temas de subjetividad y huevadas, creo que el argumento más objetivo que se me ocurre en contra de la nueva ley contra el feminicidio es que esta ley es una respuesta absolutamente floja por parte del congreso para pretender que están haciendo algo para combatir la violencia a las mujeres, pero en realidad no va a lograr nada. ¿Por qué lo digo? ¿Cuándo fue la última vez que el incremento de una condena ha disminuido directamente el crimen al que busca penalizar? En serio quisiera que alguien responda esta pregunta porque me dio demasiada flojera averiguar y voy a suponer que ‘nunca‘ por razones empíricas, considerando la cantidad de asesinatos que siguen ocurriendo en EEUU en estados con pena de muerte; la cantidad de tráfico de drogas en países del sudeste asiático donde ya quisieras que hubiese pena de muerte y, en general, cualquier crimen que se repita a pesar que esté penalizado. Por ejemplo, ¿sabías que la posesión de más de 8 gramos de marihuana es ilegal en el Perú? ¿Te da miedo romper esa ley? No. Y sí, te estoy hablando a ti, lector promedio de Cero Contenido. Sabemos bien cuál es nuestro público objetivo.

Esta es nuestra imagen mental de ti

Y si se han dado cuenta, casi todas las imágenes en este artículo han sido fuera del tema ya buscar ‘feminicidio’ en Google imágenes saca resultados de mujeres llorando y cruces rosadas que no supe incluir bien sin deprimirme totalmente mientras escribía este artículo… pero fuera de huevadas, es un tema por el que vale la pena deprimirse. Miles de mujeres son abusadas y asesinadas de maneras totalmente injustificadas y hasta las huevas cada año y definitivamente hay que hacer algo al respecto; sin embargo ese ‘algo’ no es crear una ley vaga que terminará siendo sólo un símbolo perdido de la lucha contra la violencia. En su lugar, se debería promover campañas de conciencia social a través de programas educativos y comunitarios para crear una mentalidad de rechazo contra la violencia a la mujer y la violencia en general. Recordar que una ley no cambia a una cultura, sino la voluntad de sus integrantes.

Bonus track