Así que últimamente he decidido empezar a usar el Facebook de Cero Contenido, que había quedado en el olvido ya que ahora usamos la página de Cero Contenido debido a que crear un perfil personal para una organización, empresa o mascota va contra las normas de Facebook y sinceramente es super gay.

Así de gay.

Primero no sabía bien qué hacer con la cuenta, pero no me demoré mucho en descubrir la máxima potencialidad que otorgaba el hecho de tener acceso a cientos de cuentas privadas de personas absolutamente desconocidas: stalkear jodido.

Así que me puse a ver a todas las flekiras que agregaron a Cero Contenido al Face y rapidamente las similitudes entre ellas se volvieron notables. Una preponderencia jodida de imágenes ‘chupando en el Flat bar’, al menos un álbum de ‘Máncora’ 100% en bikini, mil fotos en el jardín tomadas usando el Instagram para iPhone y por alguna razón esta imagen que parece ser obligatoria tener en alguna parte si quieres ser una chica indie peruana:

Un hipster entra a un bar y dice “Ajj, vámonos. está lleno de hipsters”

Este acceso casi ilimitado a las vidas privadas (virtuales) de personas que nunca he conocido en mi vida se sentía super raro, pero de ahí me di cuenta que este tipo de acceso a información ajena es algo cotidiano del día a día. Casi todos tenemos a algún contacto en el Facebook que sea alguien moderada o absolutamente desconocido para nosotros. La típica vaina de aceptar a gente ‘porque sí’, o más probablemente porque quieres que todo el mundo piense que tienes un culo de amigos, o algo. En serio. ¿Sino cómo justificas esto?

A menos que seas Roberto Carlos, tener 746 amigos es una huevada absolutamente irreal y absurda. Sería como ser amigo de absolutamente cada persona que estaba en tu cole o algo así. De cada grado. 746 amigos, pues. No hay manera. Por eso es fácil asumir que hay bastantes personas que simplemente aceptan a cualquiera que les mande una invitación, o que aceptan a varias ’empresas’ que generalmente son marcas de ropa o sino broders que se hacen pasar por marcas de ropa o bandas de música o lo que sea.  Por ejemplo, esta persona tiene 746 amigos y una de esas personas, sin que ella lo sepa, soy yo. Esto me ha dado acceso a fotos de su poto:

Foto de poto obviamente tomada con Instagram

Fuera de que su poto esté bakans, no me siento totalmente cómodo mirándolo así por Internet. Ver un poto en la calle es mostro, pero verlo en Facebook te hace sentir mil veces más pervertido, especialmente porque un par de clicks después hay fotos de infancia de esta persona. Imagina el potencial.

‘Pero ella confía en ustedes’, pueden decir. ‘Ella agregó a Cero Contenido porque manya el blog y quería apoyarlos y recibir notificaciones y esperaba que su información no sea explotada’. Primero de todo: error confiar en gente que no manyas, agregando a un Perfil en vez de una Página. Segundo: antes de comenzar Cero Contenido, Italox y yo hicimos un perfil de Facebook para algo llamado “Eye Magazine”.

(Insertar documentación aquí cuando despiertes, italox)

Ya me desperté… booyah! -italox

La idea era crear un Facebook de una revista absolutamente ficticia para ver cuánta gente nos agregaba sin saber nada sobre nosotros, y sin nosotros tener absolutamente ningún tipo de información al alcance o hacer cualquier tipo de actualización a nuestra página. En menos de un mes nos aceptaron 2mil personas; y les estamos hablando de gente adulta que abrió las puertas de su información privada a ‘Eye Magazine’, que no existía para nada. Esto demuestra que la gente confía en cualquier huevada online sin darse cuenta o que les importe a quién le están dando acceso a su información. Peor aún, la gente se queja de las infracciones a términos de privacidad hechos por la corporación Facebook cuando diariamente se vuelven a sí mismos así de vulnerables exponiéndose a un mundo potencialmente (pero, vamos, MUY probablemente) lleno de pervertidos. Nota aparte: eventualmente la cuenta de Eye Magazine fue baneada porque hicimos un Evento organizando un Flashmob que involucraba suicidio masivo. True Story.

Iba a ser maldito.

Cuando me aburrí de stalkear a desconocidas, me puse a conversar con un amigo que me empezó a contar sobre lo que él dice ser ‘un mito urbano’ conocido como ‘la lista gold’. Supuestamente esta lista es creada y mantenida por un círculo cerrado de gente con demasiado tiempo en sus manos que se dedica activamente a buscar perfiles de flekiras rikis con perfiles abiertos al público, incluyendo especial, pero no exclusivamente, acceso a fotos en bikini.

Clásica pose de ‘mira mi poto’

Ahora, a pesar de que mi amigo (quién prefiere mantenerse anónimo) me metió todo este floro de que ‘la lista gold es un mito urbano’ estoy seguro que nadie más tampoco ha escuchado de esta huevada nunca antes en toda la vida. Sin embargo, el hecho es que así sea un chongo interno entre un par de patas, esto es algo real que existe. Hay un grupo de broders que se intercambian URLs de perfiles de chicas que no conocen para decidir cuáles son las más aptas para reproducción simpáticas. Es probable que este grupo no sea un caso aislado sino uno de muchos, y si bien estos patas se limitan a catalogar a chicas que tienen perfiles públicos, imagínate a todos los otros patas más astutos que crean perfiles falsos para que chicas los agreguen y así tener mayor acceso a sus fotos (y potencialmente hasta leer sus status y events para saber dónde van a estar este fin de semana OMG).

Estas dos chicas con las caras censuradas son dos de ‘la lista gold’ y la razón por las que no he puesto sus nombres y he censurado sus caras no es tanto por respeto a su privacidad sino porque mi amigo Beteta me pidió que lo haga para que estas chicas no vayan a activar las opciones de privacidad de sus fotos y evitando que nunca más ningún desconocido se pajee mirándolas… lo que ahora sólo me hace pensar, si bien puedes evitar que te stalkéen desconocidos, no hay nada que puedas hacer para evitar que tus amigos impriman una foto de tu cara y se vengan encima de ella.

Buena suerte usando la Internet, chicocas 😉

inb4: las chicas también stalkean jodido por Facebrook.