Esta entrada es una continuación a “Conoce de DISTRIBUCIÓN Poblacional primero“, publicado hace un par de semanas. Básicamente es la misma mecánica del mensaje original, pero aplicada al contexto de Lima. Lo que hace que el análisis sea un poco menos preciso es el hecho que existe la percepción de que mucha gente vota en un distrito donde no vive… supongo porque resulta más barato gastar en pasajes hasta tu centro de votación a lo largo de los 8 años de vigencia de tu DNI que ir a la RENIEC a modificar tus datos para incluir tu verdadero local de residencia. Ah no…

Aunque a veces no es complicado vivir en un distrito y votar en el distrito vecino, lo cual no genera mayores inconvenientes… pero bueno. No sé a qué quería llegar con ese comentario. Aquí vamos… al 90ypico% de resultados (tengo 4’801,834 votos en suma… supongo que es un valor suficiente como para tener una aproximación real)

El mapa “en bruto” con los partidos ganadores por cada distrito. Parece un helado tricolor con mermelada por ahí o algo. A simple vista, la ciudad está repartida entre Keiko y PPK, con una presencia muy baja de Ollanta Humala. ¿Verdad? Mentira. De nuevo, gracias a la maravilla del voto universal, tenemos que Ollanta y Keiko están virtualmente empatados alrededor del 21% del total de los votos de Lima, mientras PPK gana ampliamente con poco más de 28%. Para cualquiera que sabe un poco de cómo se reparte la población de Lima:

 

Humala fue ganador en dos de los distritos más populosos de la ciudad: Comas y San Juan de Lurigancho. Con este último mapa ya resulta un poco más evidente que al sureste no vive prácticamente nadie y por tanto no constituyen una fuerza política importante. Que Keiko Fujimori haya ganado en distritos como Ancón, Lurín, Pachacamac y Cieneguilla poco importa hacia la contribución con respecto al total de votos, que es lo que veremos a continuación. Antes de empezar, los distritos que contribuyen de manera casi insignificante al total de la ciudad (y por tanto al total nacional) son: Ancon, Santa Rosa, Cieneguilla, Pucusana, Punta Hermosa, Punta Negra, San Bartolo, Santa María. Todos sumados corresponden al 1.1% del electorado Limeño.

 

Ollanta Humala, al igual que casi todos los “cinco grandes”, concentra su mayor participación en San Juan de Lurigancho con 12.8% del total para la ciudad, seguido por Comas (7.5%), San Martín de Porres (7%) y Ate-Vitarte (7%): cuatro distritos populosos que concentran el 28% de electores totales pero aportan casi 35% de electores limeños de Gana Perú.

 

Keiko Fujimori destaca en los mismos distritos que Ollanta Humala, pero estos solo representan el 31.5% de su electorado. Sin embargo, se encuentra ligeramente mejor distribuida por toda la ciudad al presentar una desviación estándar de 2.5% contra el 2.7% de su más cercano contendor. Recordemos que estamos hablando del aporte de cada distrito sobre el total para la ciudad y no del porcentaje de votos obtenidos en cada distrito.

 

Contra cualquier pronóstico clasista, PPK es el candidato con menor desviación estándar (1.9%) y por tanto quien tiene un alcance más parejo en toda la ciudad, de manera similar a Alejandro Toledo. La contribución de cada distrito al total de votos obtenidos por su partido: Santiago de Surco (8%), San Martín de Porres (6.3%), San Juan de Lurigancho (5.9%) y Cercado de Lima (5.2%), concentrando poco más del 25% de sus electores en distritos que suman el 26% de la población. PPK no ha sido entonces un candidato exclusivamente “ficho” y logró encontrar en los “distritos pujantes” y de “los nuevos ricos” una fuerza importante, sumada a un alcance parejo en toda la capital, representando una campaña bien realizada dentro del ámbito que más domina: Lima Metropolitana. Lógicamente, y siguiendo un poco con lo sugerido en nuestro artículo original, a PPK le bastó una campaña tenaz en Lima para alcanzar el éxito que tuvo a nivel nacional. Los PPKausas nos jodieron la vida entera y el PPKuy nos tuvo cojudos a todos (no te hagas) pero casi logró lo que quería.

 

En efecto, Alejandro Toledo tiene una distribución igual de pareja que la de su ex-ministro. Lógico, ambos representaban prácticamente lo mismo y fueron lo suficientemente idiotas para no aliarse desde un inicio. Si PPK le paró el gobierno entero a Toledo y las cosas funcionaron bien, ¿por qué no repetir la fórmula mágica? Seguro “el gringo” quiso demostrar justo eso: que él le armó la vida entera al presidente, mientras “el cholo” quería demostrar exactamente lo contrario. En fin… los distritos que más contribuyeron a Toledo: San Juan de Lurigancho (8.7%), San Martín de Porres (7.9%), Comas (5.9%) y Cercado de Lima (5.5%). Tres de sus cuatro distritos que más aportaron coinciden con tres distritos donde Ollanta Humala tuvo una fuerte presencia. De cara a los errores cometidos: de haberse aliado con PPK, podían ser un OMG WTF BBQ SUPERBLOQUE GANADOR, pero ya que eso no ocurrió… no sé qué decir. ¿Se irán esos electores a votar por Ollanta o se adherirán a Keiko para tumbárselo? Ya veremos cuando pase la segunda vuelta…

 

¿? zzzzzz…

 

Con esto, el mapa coloreado por cada ganador en cada distrito y con su respectivo peso específico al total de la ciudad queda así:

Así que pareciera que el norte va para Ollanta, el sureste para Keiko y “Lima Tradicional” para PPK… pero lo que no es muy evidente a la luz de estos mapas y solo es visible cuando tienes la data de todos los distritos para contrastarla, es el asunto de los empates y cómo es que la situación no está definida para nadie. Queda claro que los distritos grandes, al igual que los departamentos grandes, paradójicamente son los que concentran menor población y por tanto los que menos contribuyen al mapa electoral y a la vez los que más contribuyen a meter miedo cuando ves un mapa con un área enorme coloreada de un color que te desagrada.

Vamos con los empates…

 

Sé que los colores no ayudan mucho y puede prestarse un poco a confusiones… así que pueden hacer click en la imagen para expandirla y hacerse una mejor idea. Este mapa demuestra que la situación es demasiado ajustada entre los dos que pasaron a la segunda vuelta. ¿Hegemonía de Ollanta en San Juan de Lurigancho? Míralo de nuevo… según la ONPE, la diferencia entre los dos primeros es de menos de 1%, mientras nuestro mapa final nos daba la sensación de que Keiko tenía una fuerte presencia entre los “tres grandes” del sur (San Juan de Miraflores, Villa María del Triunfo y Villa El Salvador, con 13.4% del electorado), cuando la realidad es otra:

  • San Juan de Miraflores tuvo un triple empate técnico entre Ollanta, Keiko y PPK.
  • Villa María del Triunfo tiene a Keiko venciendo a Ollanta por apenas 5% del total de votos del distrito.
  • Villa El Salvador tiene a Keiko venciendo a Ollanta por alrededor del 3% del total de votos del distrito.

Asimismo, lugares como Comas y Ate-Vitarte, que concentran algo del 12% del electorado Limeño también se encuentran en esta disyuntiva y empate técnico entre ambas propuestas. Estamos hablando, entonces, que los distritos que concentran a casi el 35% del electorado están virtualmente empatados entre ambas propuestas.

Distrito pintado de negro = empate técnico entre ambos

Comparando la diferencia entre ambos candidatos sobre el total obtenido, Humala superó ampliamente (5% o más del total de votos del distrito) a Fujimori únicamente en Carabayllo, que concentra apenas al 2.2% del total del electorado. Keiko solo lo superó ampliamente en los distritos del sureste (donde vive muy poca gente como para ser influencia sobre el panorama total) y en lugares como San Isidro, Chorrillos y Villa María del Triunfo (en el punto anterior lo consideramos un distrito empatado, así que es totalmente variable).

No se engañen. El poder de endose no existe. La influencia de líderes de opinión tampoco. Que Mario Vargas Llosa diga que va a votar por Humala tiene la misma influencia a que lo si lo dijera Mario Poggi… hasta menos, solo que arma el debate entre un puñado de bloggers y tuiteros (no “usuarios de Twitter”, sino “tuiteros” porque son una raza humana privilegiada aparte y que está por encima del ciudadano común) y al final no se llega a nada. Imagino que esto lo saben muy bien los candidatos y por eso es que tenemos a ambos bandos desesperados por captar votos, pintándose como moderados y no populistas (¿a quién quieren engañar?).

La “batalla” por ganarse los votos de Lima recién empieza. Los PPKausas (no “los que votaron por PPK”, ojo) tienen la misma integridad y consistencia que un niño votando por el delegado de su clase, los que votaron por Toledo tranquilamente se puede asumir como un 50/50 entre gente que iría por Humala y gente que iría por Keiko y los otros tienen el mismo poder e influencia que nuestro querido Pinazo (como el alucinante respaldo de Fuerza Social a Humala, que de hecho le ayudará a ganar la elección)…

 

…y que Mario Poggi.

 

NOTA: los mapas originales fueron elaborados por Guillermo Romero, entusiasta colaborador de Wikipedia y quien nos pidió que se acredite su obra. Los archivos SVG originales están disponibles bajo licencia de Creative Commons y pueden ser descargados desde la propia Wikipedia en este enlace para Lima y este otro enlace para Perú.