Así que hoy me levanté sintiéndome como P.Diddy  y, como todas las mañanas, lo primero que hice fue chequear mi correo y Facebook para ver qué novedades contaban mis amiguis. ¡Me sorprendió la cantidad de invitaciones que tenía a a un evento llamado ‘Averigua quién visita tu perfil’!

Presión social

 

“¡Wow! ¿Tal cosa existe? ¿En serio voy a poder ver quién entra a chequear mi Facebook? ¿Eso ni cagando viola todas las normas de privacidad de Facebook y tino social/ético, en general?” Debo admitir que el escepticismo estaba presente, pero como dicen: la curiosidad mató al gato…

…después de una noche de orgías y ebriedad.

No tuve tiempo para pensarla bien. A pesar de saber perfectamente bien que aceptar una invitación a un evento en Facebook era un acto que se hacía automáticamente público y que por lo tanto todos mis contactos sabrían inmediatamente qué tan desesperado estaba por saber quiénes eran las personas más interesadas en mi yo virtual ya que se postearía directamente en mi wall para que todos vean, las ganas de saber quién me espiaba reinaron. Admitámoslo: hoy en día es totalmente normal acosar virtualmente a nuestros conocidos y quedarnos horas viendo las fotos de chicas en bikini durante sus viajes a Máncora (porque por alguna razón el 97.6% de chicas tienen un album de fotos de Máncora) La era moderna me hizo así, y si el voyeurismo es la norma, ¡esta gran aplicación sería la mejor manera de contra-atacar y espiar a los espías!

¿Te acuerdas cuando solías sociabilizar, tipo, en la vida real?

Tampoco tomé en consideración que después de 14 años de usar la Internet, han habido incontables viruses spameando desde mails en cadena que te manda tu tía (esa solterona con demasiados gatos) hasta redes sociales y servicios de mensajería instantánea (“Hey, mira esta foto mía en myspace.com!”) Nop, esto sí que se veía legítimo.

Mis instintos nunca fallan

¿Quiénes serían los que más chequean mi perfil de Facebook? ¿Mi ex celosa? ¿El novio de mi mejor amiga? ¿Alguna persona X a la que secretamente le gusto y por fin me enteraría que me espía? ¡Quizá la chica que me gustaba en el colegio este obsesionada conmigo ahora, 7 años después!

La chica que me gustaba en el colegio

Ciegamente acepté la invitación y las consecuencias fueron… básicamente inexistentes. La lista de las personas que más visitaban mi Facebook sólo era una lista en orden alfabético de mis contactos 🙁 (¿o fácil coincidentemente le importo un culo a la gente cuyo nombre comienza con A?). Además, todos mis contactos se molestaron conmigo porque mi cuenta de Facebook automáticamente los spameaba invitándolos a instalar la misma aplicación que me había dado aquellas esperanzas falsas. Luego me enteré, a través de un artículo que aparentemente fue escrito por un fucking robot ¡que todo el asunto era en realidad una farsa! Qué ingenuo me sentí, especialmente después de haber caído públicamente en un engaño tan tonto… pero hey! No hay roches, ya que aparenemente MITAD DE LA POBLACION PERUANA ES IGUAL DE COJUDA PARA CAER EN UNA HUEVADA TAN FUCKING ESTUPIDA PUTA MADRE QUE CHUCHA LES PASA EN SERIO APRENDAN A USAR LA INTERNET QUE CARAJO LES PASA OFMGWTFBBQ