¿Sabías que Fujimori nunca fue sentenciado por haber comprado medios de comunicación? La única sentencia relacionada a la compra de diversos periódicos y canales de televisión para que la linea editorial le favorezca fue por que la coima fue pagada con dinero del Estado (último párrafo, donde dice ‘Medios de Comunicación). De hecho, después de investigar (por 20 minutos en Google) no encontré ninguna ley que directamente penalice la compra de lineas editoriales u opiniones de medios de comunicación. Están las leyes de radio y televisión, que si bien se refieren a la libre competencia y tiene regulaciones anti-monopolio, sólo abarca el espectro técnico de radiodifusión y accesibilidad.

Insertar comentario sobre las leyes en contra del monopolio en nuestro país

 

Luego encontré el Consejo de la Prensa Peruana que básicamente se encarga de regular contenidos de la tele…

Como por ejemplo que no haya material sexualizado durante horario diurno


O imágenes violentas que pudiesen causar shock innecesario en los espectadores

 

O mensajes de racismo y discriminación

 

O cualquier cosa de mal gusto, en general.

 

Según la página web: “El Consejo de la Prensa Peruana es una asociación civil sin fines de lucro fundada en 1997 por los principales medios de la prensa escrita del país.

Se constituyó con el fin de promover la ética y mecanismos de autorregulación en el ejercicio del periodismo; defender la libertad de prensa, expresión, opinión y el derecho ciudadano a la información pública en el Perú.

 

Autorregulación

Entonces, ¿quién regula la información, opiniones y parcialidad de los medios masivos de comunicación? Los periodistas mismos, o mejor dicho, los editores y dueños de los periódicos y canales de televisión (*ehem*, los Miro Quesada, *ehem* Schutz, *ehem* Baruch Ivcher *ehem* en verdad no manyo a más *ehem*). Obviamente hay una línea editorial con una agenda parcializada y creo que ni siquiera tratan de ocultarlo. Siempre ha sido así, por lo que me sorprende que a cualquiera le sorprenda.

Fujimori, preguntándose si la prensa peruana está parcializada

 

Entonces si bien hay gente que recién se entera que no existe (ni jamás ha existido) una objetividad mediática, lo que me raya es pensar que haya gente que piense que  los medios tienen la obligación de mantener una imparcialidad objetiva y carencia de intereses propios. Esta gente, aparentemente, es la que ha creado el evento del Plantón por la Dignificación de los Medios de Prensa.

¿Errrrdón?

 

¿Desde cuándo se supone que la prensa es imparcial? No me tienen que creer a mi; chequeen el artículo de Wikipedia, hagan Ctrl+F, tipeen ‘imparcial’ y sientan el vacío del universo succionar sus almas. Entonces, ¿por qué normalmente se cree que el periodismo debería ser algo imparcial? Fuck if I know. Hasta donde tengo entendido, la imparcialidad no existe y todo el mundo tiene el derecho a tener la opinión que le parezca, sea la que sea. EXCEPTO SI ESTÁN PARCIALIZADOS A FAVOR DE KEIKO, aperentemente…

Posts que hizo Jareth Solis, el organizador del plantón, en la misma página del evento. Un tipo que, a vista ligera, es tanto parcializado como incoherente.

Sacado de la sección de información sobre el evento: “NO A ROSA MARIA PALACIOS (PRENSA FUJIMONTESINISTA)

Y ahora, del el perfil de Jareth, en la sección de ‘Favoritos e intereses’:

Luego, como para hacer públicas sus puntos de vista parcializados, como se debe:

Y también del perfil de Jareth:

¿Black Eyed Peas y Silvio Rodríguez?… no sabíamos a qué nos enfrentábamos…

 

Así que basicamente lo que busca la gente que se ha inscrito para participar en el plantón es luchar por la libertad de prensa. La libertad de tener una prensa que opine igual a ellos. Ahora, mira, dejémonos de huevadas: yo apoyo abiertamente a Humala en la segunda vuelta. Lo dije. Me llega al pincho Keiko y me parecería que, de salir electa, significaría una cicatriz incurable en la historia de la dignidad peruana.

Dignidad peruana

 

Pero aún apoyando (desinformada y visceralmente) la candidatura de Humala, jamás entraría en mi cabeza pensar que la libertad de prensa y la libertad de expresión involucra la imparcialidad forzada de los medios y sus representantes. Esto es por el mismo hecho de que la libertad de prensa y la libertad de expresión SIGNIFICAN que cada ciudadano tiene el derecho a dar las opiniones que quieran y NEWSFLASH: los periodistas son tan sólo ciudadanos común y corrientes como tú y yo, que además tienen medios de distribución masiva para dar la información y opiniones que les parezca, también como tú y yo (se llama Internet; que nadie nos lea ya es otro roche). Por esto, legalmente ni siquiera hay una diferencia entre que supuestamente le den una ‘contribución económica’ a un periodista para motivarlo a opinar a favor de un candidato a que, por ejemplo, le den un saco de arroz y un polo a un ciudadano normal como parte de una campaña electoral. Encima, no hay ningún código de ética que otorgue ningún tipo de penalización que, tipo, le quite la licencia a un periodista ya que ni siquiera hay que tener licencia para redactar noticias. La mayoría de periodistas ni siquiera tienen un título de periodismo y, admitámoslo, tener un título de periodismo es tan válido como tener un diploma que diga ‘Blogger Profesional’. La gente sólo escucha a los medios en cuanto sienten que su información es válida o que refleja sus opiniones o intereses aunque sea un poco y además, sólo consume o procesa la información con la que simpatiza de una manera a priori.. y es por eso, -querido lector de público objetivo universitario de 17 a 25 años-, que tú probablemente no te dejes influenciar por medios como ‘El Men’.

Según la lógica actual: si lo leo lo suficiente, me la creo toda


Lo que me lleva a mi último punto: ¿por qué la gente sigue considerando que la prensa es ‘el cuarto poder’? Esa idea de que los medios funcionan como una aguja hipodérmica en el que la información es absorbida de manera automática e impactante por los lectores y espectadores dejó de ser vigente hace casi literalmente cien años. En serio, la prensa NO tiene el poder de transformar radicalmente las opiniones de las masas, por lo que me pareció raro que estén escribiendo artículos como por ejemplo: ¿Podrá el Grupo El Comercio detener a Ollanta Humala? Cuando no tuvieron nunca el poder de detenerlo de terminar 2do puesto en las elecciones pasadas y 1ero en estas y es más, ni siquiera tuvieron el fucking poder para promocionar el concierto de Shakira.

Imagen obligatoria de Shakira

 

Lo único peor que ver a un público que imagina que el poder de la prensa tiene la influencia suficiente para hacer cambios políticos radicales es ver a periodistas que creen lo mismo. Sorry, compañeros de la facultad de periodismo, pero a veces oírlos hablar de la responsabilidad social del periodismo por traer los temas de importancia a la mesa, mantener la objetividad y guiar la opinión pública hacia la verdad suena más como una creencia religiosa que la aplicación de comunicaciones en un sentido realista y no completamente delusional. Un poco más y los periodistas se ponen capas y máscaras o, no sé, empiezan a usar iconografía de algún tipo de justiciero cuyo objetivo es el compromiso con la verdad para luchar contra el mal:

¡BOOMSHAKALAKA!