A veces aparecen por allí pequeños secretos caletas que inspiran algún tipo de renovada confianza en que el mundo no está absolutamente cagado. Estos secretos dan ganas de guardárselos como si fuese el último pucho de la cajetilla. Como si compartir algo, con la potencialidad de que se vuelva conocido, arruinaría todo para siempre. La pesadilla indie, pues.

 

Este es un artículo sobre un artista que usa Facebook como formato para su obra que consiste en actos de bondad aleatorios (mi fea traducción de ‘random acts of kindness‘).

Comenzó cuando un día en Facebook vi el nuevo profile pic de un amigo cambiar por una versión dibujada de su profile pic anterior.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Con obvia curiosidad chequeé quién le había hecho la imagen y me topé con el perfil de Faces On Book, quién desde Noviembre del 2010 creó una cuenta en Facebook con la que se dedica a agregar/aceptar a cualquier persona únicamente para hacer un retrato de su foto de perfil. No la pensé dos veces antes de agregarlo, esperando que hiciese un retrato mío. Después de un par de días recibí la notificación de que había sido taggeado en una foto en unos de los álbumes de Faces On Book.

 

 

 

 

 

 

 

 

Soy cero fanático de Facebookstalkear a la gente. Así haya una infinidad de chicas semidesnudas con álbumes de su viaje a Máncora (¿se han dado cuenta que TODAS las chicas tienen un álbum en Máncora?) me parece la huevada más aburrida del mundo ver fotos ajenas, a menos que me WTFuckéen el cerebro lo suficiente con tan sólo ver el thumbnail.

“¡Hey!, hace años que no sé nada de tí.. ¿qué es de tu vida? Oh… oh dios.”

 

Apenas Faces On Book me agregó de vuelta no pude evitar pasar horas sin parar viendo cada foto de sus álbumes y luego tratando de encontrar las fotos originales de la gente retratada (ya que cada uno está taggeado en los retratos). Un mundo de narrativas imaginarias se iba formando en el que iba suponiendo cosas de cada personaje. Qué tipo de persona era; de dónde era; por qué se había puesto una foto de perfil así y qué decía la imagen sobre la identidad del usuario.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Como si se hubiese creado algo místico dentro del mundo digital. ¿Quién es la persona detrás de esto? Su perfil no ofrece ningún tipo de información mas que una historia de origen semi-legible en el que algún extraño dejó atrás unas fotos sobre-expuestas en el asiento de un tren, y luego su mail ‘ aguydidadrawingofyouonfacebook@gmail.com ‘

Fucking críptico.

Un día me lo encontré en Facebook chat y conversamos.

Faces On Book vive en Amsterdam y esa es toda la información personal que me dio y tuve absolutamente cero ganas de preguntarle cualquier otro dato sobre su identidad. Desde que vi sus obras había pensado en escribir un artículo sobre él, pero mientras pasaba el tiempo cada vez tenía menos entusiasmo debido al tema hipster de que compartir las cosas a veces hace sentir como si se fuesen a hacer menos disfrutables.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Esta es parte de la conversación que tuve con él.

¿Por qué dibujas fotos de perfil?

Pensé que las fotos de perfil eran graciosísimas, generalmente. Todo el mundo es una estrella en Facebook.

¿Una vaina medio Andy Warhol? ¿Los 15 minutos de fama?

Más o menos. Si miras a través del dibujo, cada personaje se vuelve legendario.

¿Puedo escribir un artículo sobre ti? (pregunté con ganas de que me chotée)

¡Esparce la noticia! Me haría feliz.

(inmediatamente me di cuenta que no es que quisiera hacerse conocido ni nada, sino que Faces on Book realmente disfruta haciendo lo que hace, sin ningún tipo de motivo lucrativo ni de reconocimiento).

¿Cómo debería llamarte?

No estoy seguro, jajaja….

Supongo que tu propio foto de perfil lo dice todo.

Exactamente.

Faces On Book