A esta hora exacta hace un mes llegué a Corea del Sur. A esta hora exactamente hace un mes estaba en un taxi cruzando puentes en la oscuridad pensando en qué tan poco se parecía todo al comienzo de ‘Perdidos en Tokyo’ (justo después de la parte del culo de Scarlet Johanson), aguantando la respiración cada vez que pasaba por un túnel deseando que este sea un buen año. A esta hora exactamente hace un mes estaba aterrorizado ante la expectativa de no saber a dónde estaba a punto de llegar.

Hoy, estoy en piyama, escuchando Shakira, comiendo sopa ramen picante, rascándome la cabeza que no ha sido lavada hace, digamos, varios días.


¿Se acuerdan cuando Shakira tenía una novela y luego compró los derechos para que nunca más la diesen en la tele?

No salí a celebrar porque hace demasiado frío, sigo demasiado cansado del Jueves/Viernes y porque fácil celebrar estar acá recién un mes sería medio gay. Me la pasé viendo películas y pretendiendo que iba a sacar un libro para leer, pero jamás llegue a abrir ninguno. Tuve tanta flojera que incluso me costó trabajo salir del cuarto para fucking almorzar. Ni siquiera jugué Starcraft II porque pensé ‘el juego demora demasiado en abrir’.

Hoy hice cero cosas productivas… excepto fácil ponerme a recordar cómo se llamaba la novela de Shakira.


Esta huevada la daban en Red Global

Un poco fuera del tema: ¿’Ojos Así’ sí o no que es la peor canción de este disco?

Bueno. Hoy alguien me preguntó que resuma mi mes hasta ahora en Corea:

Alcoholismo, comida picante, paranoia del Gran Hermano, alcoholismo, falta de comunicación, todo el mundo tiene lentes, alcoholismo, Shakira de los 90s.


¿Por qué te nos fuiste :(?

Sobre el alcoholismo, ni siquiera estoy bromeando. Según un artículo de The Economist, Corea del Sur rankea como uno de los países con mayor consumo de alcohol en el mundo entero. Tan sólo miren el gráfico:


Uyuyuy, Perú. Te quedas atrás. Also: te apuesto que no encuentras a Corea del Sur en el mapa.

¿La razón? Fácil cultural… aunque más probablemente, esto:

El rico Soju, trago a base de caña con un promedio de 20% de alcohol. Más barato que chela. Cuesta un poco menos de 1$USD y casi no tiene sabor, así que cuando empiezas a tomarlo (a veces se mezcla con cerveza pero por lo general se toma puro) primero sientes que normalazo; no pasó nada… pero un par de horas y botellas después:


En una fiesta de pronto nos dimos cuenta que alguien faltaba. Cuando lo buscamos lo encontramos durmiendo en los cajones debajo del caño en la cocina.

Also: no puedes salir a la calle después de las 10pm sin encontrarte con mil vómitos en cada esquina. Por alguna razón, también, todos los vómitos son del mismo color (color Quaker). La gente chupa todos los fucking días. El martes estaba regresando de clases a las 11am y un chico de primer año estaba totalmente ebrio esperando subir a su dorm con la cabeza recostada contra la puerta del ascensor. Cuando la puerta se abrió, el tipo se cayó dentro del ascensor. Decidí tomar las escaleras.

Corea es un lugar raro y recién voy aprendiendo sobre la cultura y cosas. Lo más importante, sin embargo, de que ya haya pasado un mes desde que llegué es que he dejado de fijarme sólo en las cosas evidentes y he pasado a interesarme por detalles chiquitos sobre la vida aquí. Sobre cómo funcionan sus mentes y cosas.

Un ejemplo:


Foto de lo que más me llamó la atención el primer día aquí


Foto de lo que más me llamó la atención el Jueves

Es cuestión de seguir aprendiendo, y no chupar demasiado porque ya borré cassette de mitad de mi estadía hasta ahora (flashbacks de vomitar por la ventana de un taxi, extraños en bares hablándome sobre la Foquita Farfán, una manada de chinas tocándome la barba).

We’ve only just begun.

Los dejo con un video random de necedad a las 4am después de tomarnos 4 joncas entre las personas que hay en ese cuarto, que me da flojera contar. Los apartamentos son enanos así que el dueño sobornó a su vecino con cuatro chelas y un pollo para que no jodiese.


EDIT. Explicación del video: la chica perdió en un juego de chupar y se negó a tomar la cerveza. Alguien más la tomó por ella. Pensé ‘qué buena gente el tipo’, pero no. Cuando alguien toma un trago por ti, le debes un favor. Estaba esperando que el tipo se la lleve al baño, o algo, pero sólo la hizo bailar en medio del círculo.