Así que el cielo ya estaba a punto de volverse morado. 4am, tipo. De la Luz Verde al McDonalds en el óvalo Miraflores y en realidad no tengo hambre pero todo el mundo sí. Mientras espero subo al baño a meterme unos hits, just for the lulz, you know?

Bajo y me doy cuenta que sí tengo hambre así que me pongo en la cola para comprarme una de esas berracas “hamburguesas” con “queso” de “dos soles noventa”. Al frente mío hay una pareja que exige que en vez de gaseosa, su combo venga acompañado con un Frugos. ¿Alguna vez has trabajado en la industria de servicios? Los clientes son unos hijos de puta.

Estoy divagando.

Estoy esperando mi hamburguesa y volteo y veo a entrar a fucking Antohny Bourdain. Altazo, pelo gris, saco de algo así como corduroy azul, jeans y camisa blanca con rayas verticales.

Wazap?

“Dude… Anthony Bourdain?”Aún caminando hacia la esquina (donde están las mesitas debajo de la escalera) voltea y mirándome medio indeciso dice “No, ha.. uhm.. that’s my twin brother.”

Mi cara es ‘holy shit’.

El presunto Anthony Bourdain saluda a un tipo calvo (cabeza afeitada) con camisa celeste, digamos por propósitos narrativos que tenía pinta de cheff ficho.

Estuvieron sentados allí un rato y le iba contado la historia a las personas con las que estaba mientras me comía mi “hamburguesa de queso”. Entonces Anthony B. pasa al lado mío, saliendo del McDonalds y me da un bro-hug diciéndome “Take it easy man, high five”, y se va.

‘ALA SHIT’

Busco a la gente: “¿Lo vieron? ¿Vieron a Anthony Bourdain? ¡Allí está! Afuera, mira.. está subiéndose a un taxi. Es altazo, el del saco azul.”

Lo ven: “¿Es?””¡Sí es!”

Estamos todos mirándolo subirse al taxi a través de la pared/ventana del McDonalds. Antes de cerrar la puerta, Bourdain voltea hacia nostros y me hace el símbolo metal con las manos (¿cachitos? ¿saludo punk?.. no se me ocurre una mejor manera de decirlo). Emocionadísimo, le devuelvo el saludo.

Anthony Fucking Bourdain, bro.
Anthony FUCKING Bourdain.